Mercado de Pulgas de Buenos Aires

Ocupando toda una manzana, un predio de pasadizos laberínticos, donde los puestos no tenían numero ni los angostos pasillos nombre. Así como se crea una ciudad que va creciendo en el caos de trastos y joyas se ensamblo el Tetris del mercado de pulgas. Innumerables gatos lo habían proclamado su hogar al igual que los cazadores de tesoros y ambientadores, (que muchas veces somos la misma cosa) . Pero en 2008 vino el desalojo del gobierno y a pesar de la resistencia de los puesteros a regañadientes se trasladaron a apenas dos cuadras pero un mundo de distancia, con  la promesa de que una vez terminada la refacción volverían a la manzana de Álvarez Thomas y Dorrego.

Ahora el Mercado de Pulgas perdió un poco de su esencia pero gano en pasillos rectos y cuadricula numerada de puestos. Turistas se mezclan con el cafetero, el asistente de arte y los coleccionistas.

Recomendado: no dejar de pasar por el puesto de Tony, un anciano excéntrico cuyas creaciones han llegado a pasarelas de alta costura, aunque sea para detenerse a mirar el mural de frases y colección de objetos extraños, cada uno con epígrafe aclaratorio que en general no aclara mucho.

Para los amantes de los 70´s. Pasar por el puesto de Marita, quien ostenta la mayor colección en muebles, iluminación y objetos de esa década.

Ir con una tarde por lo menos para recorrerlo. Los lunes está cerrado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Buenos Aires, Información Turistica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s